Miércoles , Diciembre 13 2017
Inicio / EdicionImpresa / Alfredo Martiz: Necesitamos la Ciudad de la Salud ‘a balazo’
El nuevo director de la Caja de Seguro Social (CSS) confirma que no hay “datos confiables” del nuevo estudio actuarial y sin este documento no se puede convocar al diálogo para salvar el programa de pensiones. Para las cirugías atrasadas dispone de 15 millones de dólares.

Alfredo Martiz: Necesitamos la Ciudad de la Salud ‘a balazo’

Por: Carlos Atencio

Tras un proceso de selección inconcluso para elegir al nuevo director de la Caja, por un recurso presentado a la Corte Suprema de Justicia por uno de los aspirantes, le correspondió al presidente de la República, Juan Carlos Varela, decidir. Alfredo Martiz (AM), un médico de casi cuatro décadas de experiencia y otros años más como diplomático, está al frente de la entidad desde mayo. Esta es la radiografía tomada por Martiz durante los dos primeros meses de gestión.

PORTADA: ¿Cómo han sido sus dos primeros meses al frente de la Caja?

AM: Han sido meses muy dinámicos. Durante este tiempo nos hemos encontrado con muchas debilidades que estamos corrigiendo.

PORTADA: Comprar los medicamentos puede demorar años. ¿Cómo agilizar estas licitaciones?

AM: Este mes tenemos un acto público importante de medicamentos. Queremos que se lleve de forma transparente. Reconocemos que hemos cometido errores, pero ahora nos estamos apoyando en la Contraloría y una comisión especial. Tenemos muy buena comunicación con la Dirección de Farmacia y Drogas del Ministerio de Salud (MINSA). Estas son cosas que demuestran buena fe. Les pido a los proveedores que si tienen alguna situación o diferencia entre ellos, que no impugnen los actos públicos porque los que sufren las consecuencias son siempre los asegurados.

PORTADA: A estas alturas de la gestión Varela, ¿qué lo motivó a dirigir la CSS?

AM: Tengo 37 años de ser médico. Amo la medicina. Si reencarno, volveré a ser médico. Tengo esa vocación. Soy una persona con la creencia de que donde uno empieza, termina.

PORTADA: ¿Cuál es su valoración de la Ciudad de la Salud, un proyecto que, según el pliego de cargos de la licitación, debió estar listo hace años?

AM: Estoy muy interesado en la Ciudad de la Salud. Necesitamos esa Ciudad de la Salud a balazo. He sostenido tres reuniones con la empresa, que fue absorbida por el grupo del empresario Carlos Slim. Quiero que todos sepan que busco que todo se haga bien. Este proyecto es importante, solo hay que ver las necesidades que enfrentan las instalaciones actuales.

PORTADA: ¿Hará cambios al proyecto promovido como el más moderno de la región?

AM: Existe un cronograma de ese proyecto. Algunas cosas van a cambiar, pero tenemos que esperar las evaluaciones de la Dirección Nacional de Infraestructura. Hemos hecho pagos, pero aún tenemos deudas con el contratista.

PORTADA: ¿Cómo se lleva con la Comenenal?

AM: Fui miembro de Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal). Fui dirigente de la Asociación de Estudiantes de Medicina y luego de otras asociaciones. A los médicos les digo que no es justo que nos dejemos satanizar por unos cuantos que nos dejan mal. La medicina es una profesión muy noble; lo que tenemos que decirle al grupo que no cumple es que su actitud nos está haciendo daño.

PORTADA: Salvar el programa de pensiones requiere reformar la Ley 51. ¿Cuál es su propuesta?

AM: La seguridad social panameña no escapa de los cambios económicos, demográficos y sociales que ha experimentado el país desde principios de 2000, cuando iniciaron las discusiones y el diálogo que dio como resultado la reforma de 2005.
Los supuestos utilizados en dicha época han sido claramente rebasados por el vertiginoso crecimiento de los sectores más formales de nuestra economía, razón por la cual los temidos déficits y la inminente quiebra del sistema de pensiones y del fondo de salud de la CSS no se ha producido. No obstante, hay muchos sectores excluidos, a los que no llega ni el crecimiento económico ni la seguridad social. Se requiere una amplia discusión sobre la sostenibilidad del sistema de seguridad, en todos sus fondos, tanto el de Invalidez, Vejez y Muerte como el de Enfermedad y Maternidad; de este último la sostenibilidad a largo plazo puede estar comprometida si no se toman correctivos.

PORTADA: En junio, el Ejecutivo prometió convocar al diálogo por la Caja, ¿de qué depende la convocatoria?

AM: El presidente ha sido muy responsable en no anunciar un diálogo por el momento, debido a que no existen las condiciones para realizar un estudio actuarial. A nuestra llegada nos reunimos con la Junta Técnica Actuarial para conocer la situación y tendremos otras reuniones con ellos. Pero para realizar un estudio correcto es necesario contar con información confiable y en estos momentos no la tenemos.
Primero, existe una auditoría a los estados financieros y te voy a decir uno de los problemas: se tienen cuentas por cobrar y cuentas por pagar entre fondos que no nos indican exactamente con qué reserva contable cuentan el subsistema de beneficio definido y el subsistema mixto.
Esta auditoría nos dará una hoja de ruta para que la Dirección Ejecutiva Nacional de Finanzas y Administración, por medio de la Dirección Nacional de Contabilidad, pueda corregir los estados financieros, y esto tomará meses.
Segundo, necesitamos una base de datos correcta, pero existe un Sistema de Ingresos y Prestaciones Económicas (SIPE) que no nos puede decir con exactitud cuántos asegurados existen en el subsistema de beneficio definido y cuántos en el mixto, debido a que existen asegurados que no tienen identificado su subsistema.
Una vez que tengamos toda la información confiable para proceder a realizar el estudio actuarial y que la Junta Técnica Actuaria pueda auditar dicho estudio y realizar las recomendaciones, se someterá consideración de la Junta Directiva y el Órgano Legislativo.

PORTADA: ¿Qué piensa de aumentar las cuotas y años para jubilarse?

AM: Todo régimen de pensiones requiere ajustes. Los esquemas financiero-actuariales funcionan de esa forma. La evolución en el tiempo de los factores socio-económicos y demográficos forzosamente deben ser estudiados por los actuarios, con el propósito de ajustar el sistema de pensiones en función del comportamiento de dichas variables.
El IVM requiere continuar ampliando su cobertura, necesitamos cubrir la mayor cantidad de trabajadores, evitar que sus cuotas sean evadidas e invertirlas de la manera más eficiente y creativa posible, sin permitir que se cometan errores que arriesguen ese patrimonio. En este punto, se requiere más flexibilidad en relación al marco actual de inversión que es muy rígido.
Debemos explorar inversiones alternativas, como en generación de energía solar o en bienes raíces, entre otras. No cabe duda que los ajustes requeridos al sistema de pensiones se originarán en conocer su situación financiera en detalle, según las revisiones contables que se practican en estos momentos, y según la visión de país que adoptemos como sociedad para reformar los parámetros que haya que ajustar según las nuevas realidades sociales, económicas y demográficas que esperamos para los próximos 25 a 50 años.
La fórmula para salvar el IVM no existe en ningún país. Si te pones a analizar las reformas de América Latina, encuentras que siempre existirá un subsidio por parte del Estado para pagar las pensiones. Yo, Alfredo Martiz Fuentes, no pretendo ni subir las cuotas ni los años para jubilarse. La solución debe enmarcarse nuevamente en una mesa de diálogo.

PORTADA: ¿Han mejorado los rendimientos de los fondos de la CSS?

AM: Los rendimientos, es decir, los ingresos financieros que generan las inversiones, han superado las metas establecidas en el presupuesto. Se actúa hasta la fecha dentro de lo permitido por el marco legal de inversión. Con las realidades y oportunidades disponibles en nuestro mercado financiero, hemos logrado inversiones seguras y rendimientos acordes a las realidades del mercado, el cual presenta tasas de interés muy bajas como consecuencia de los ajustes posteriores a la crisis financiera internacional de 2008. Esto, sin duda, ha contribuido a la sostenibilidad financiera del IVM y del resto de los programas, contribuyendo a que no se hayan presentado los déficits que hace algunos años fueron pronosticados.

PORTADA: ¿Cómo se financia la reciente jubilación anticipada de los trabajadores bananeros?

AM: La administración anterior hizo sus observaciones al proyecto, sin embargo, fue aprobado. Tengo un equipo analizando la misma, ya que existen ciertos puntos dentro de la ley que ameritan cambios. Estaremos enviando nuestras observaciones al Ministerio de Economía y Finanzas, también estamos preparando el reglamento respectivo de esta ley. Te puedo responder que existe una contribución adicional, a nuestro modo de entender la ley, de 2.5% del empleador y 6.0% por el Estado. De que esa contribución sea suficiente para sufragar financieramente los nuevos beneficios, solamente lo puedo saber cuando terminen de realizar el Estudio Actuarial que he solicitado al Departamento Actuarial, y esto también formará parte de la auditoría actuarial del IVM, por la Junta Técnica.
La cuota obrero patronal que pagan las personas que están en dicha actividad económica se seguirán aportando porque eso no fue modificado en esta Ley, como hacen todos los asegurados del país. Lo importante es saber si se puede garantizar financieramente las prestaciones económicas que se adicionan a la ley con ese 8.5%.
Siento que debe existir una ley, al igual que existe en otros países, que cuando se pretende realizar cambios a las prestaciones de salud o a las económicas, antes de ser aprobada por la Asamblea Legislativa, debe tener un estudio actuarial que respalde su sostenibilidad financiera, como ocurrió con el plan de retiro de los educadores.

PORTADA: ¿Están cumpliendo los médicos con el horario laboral?

AM: Estoy evaluando el cumplimiento por parte de los colegas médicos.

PORTADA: A inicios de años, el presidente habló de una nueva ley para comprar medicamentos de manera unificada para el MINSA y la CSS. ¿Será la solución al problema que acarrea comprar estos productos actualmente?

AM: Necesitamos un nuevo modelo para adquirir medicamentos.

PORTADA: ¿Cuáles son las principales inversiones que contempla para 2018?

AM: En materia financiera, las autorizadas por la Junta Directiva en el Plan Anual; la culminación de las obras iniciadas en gestiones anteriores y mejorar los procesos.

PORTADA: ¿Cuánto costará poner la lista de cirugías en cero?

AM: Tenemos 15 millones de dólares aprobados por la Junta Directiva para el plan Mora Cero y Optimización.

PORTADA: ¿Algún día podrá Panamá invertir en prevenir enfermedades que en tratar de curarlas?

AM: Debe ser uno de nuestros principales objetivos: la prevención y atención primaria

Tambien revisa...

Visión estratégica en las relaciones con China

Por: Roberto Montañez “Dejad que el Dragón duerma, porque cuando se despierte, el mundo se ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
10 + 2 =