Domingo , Abril 22 2018
Inicio / EdicionImpresa / Alto crecimiento y deudas sociales

Alto crecimiento y deudas sociales

“El crecimiento es el vehículo idóneo para generar bienestar humano y es ese bienestar el verdadero fin…”

Ricaurte Vásquez, exministro de Economía y Finanzas y exsubadnistrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) desnuda la realidad de Panamá que las cifras económicas maquillan, y ofrece sus puntos de vista sobre la sostenibilidad de un crecimiento que para muchos es envidiable.

PORTADA: ¿Para qué porcentaje de la población es “buena noticia” el crecimiento del 6% que se prevé para Panamá en el 2016?

RV: Sin duda que 6% de crecimiento para la economía panameña es una buena noticia especialmente si lo comparamos con situaciones en las que economías como la de Brasil o Venezuela presentan tasas negativas. Sin embargo, el crecimiento del producto interno bruto de un país hay que verlo dentro de un contexto más amplio. Una economía en crecimiento tiene más oportunidades de mejorar las condiciones de sus ciudadanos que una economía en recesión.

No todos tenemos los mismos requisitos de alimentación para mantener nuestra actividad diaria; unos necesitan más que otros lo mismo sucede con las economías de los países, de las empresas o nuestra economía personal: para mantener nuestro estándar de vida, para generar más empleo algunos países requieren tasas de crecimiento muy altas para generar nuevos puestos de trabajo. Hay países que requieren de mayor crecimiento para poder generar bienestar a sus ciudadanos. Consideremos por un momento la generación de empleo como un camino para generar bienestar.

Panamá viene de doce años de crecimiento superior al 7.5% anual. Es sin duda la economía de mayor crecimiento en el continente durante este período. La población ocupada ha aumentado en más de 550 000 personas y por ello el desempleo en Panamá disminuyó a sus niveles más bajos registrados en los últimos 50 años al disminuir el desempleo a casi 4%.

Pero el crecimiento económico no es un objetivo por sí mismo, es el vehículo a través del cual se debe lograr el mejoramiento social de todos los panameños. La otra cara de la moneda es el hecho que uno de cada cinco panameños vive en condiciones de extrema pobreza, con lo que, 6% de crecimiento no le llega a poco más del 22% de la población panameña, particularmente en las áreas rurales y zonas indígenas del país.

Rendir culto al crecimiento económico como el propósito esencial es ignorar la razón mis-ma de las ciencias económicas. El crecimiento es el vehículo idóneo para generar bienestar humano y es ese bienestar el verdadero fin mientras que el crecimiento es uno de los caminos para alcanzarlo.

PORTADA: Ya es un lugar común decir que Panamá tiene una economía en crecimiento pero que la riqueza está muy mal distribuida. ¿Por la naturaleza de nuestra economía, estamos condenados a esa paradoja?

RV: Parece una pregunta de filosofía económica Sin embargo, la respuesta corta es que ningún país está condenado a esa paradoja de la misma manera que en principio ningún individuo está condenado a la pobreza y a la marginalidad.

Todo ser humano aspira al bienestar, al éxito y a la superación. La superación individual es más probable en un país con crecimiento económico donde existan las oportunidades para una vida decorosa. Las personas que migran de sus países o lugares de origen nos ofrecen un testimonio de esta realidad. Sin embargo, es necesario establecer normas que permitan la superación personal, preserven oportunidades de crecimiento y mejora social como económica.

Hay empresas, organizaciones y países que han sido exitosos en hacer crecimiento participativo. El proverbio chino es claro: si le das el pez al hombre para que coma tendrás que darle siempre de comer. Si le enseñas a pescar entonces el podrá darse de comer.

La referencia anterior nos habla de forma directa sobre la necesidad de la educación para desarrollar al individuo. Panamá es un país líder en infraestructura portuaria o de transporte marítimo, cada panameño tiene en promedio más de dos celulares. Pero conjuntamente con estos indicadores de modernidad, Panamá ostenta uno de los niveles más bajos de educación, de hecho, una tercera parte de su fuerza laboral no ha terminado educación secundaria.

El problema problema de la educación no es electoralmente atractivo y, por lo tanto, no es prioritario en los planes de gobierno que se presentan de tiempo en tiempo. Los panameños demandamos salud y educación, pero lo que se suministra son hospitales y escuelas que sin personal quedan como monumentos ala mala gestión y el desgreño.

La desigualdad que resulta de aquellos que pueden educarse para el siglo XXI con relación a los que no pueden, se hace cada vez mayor y a la postre puede ser el fermento de problemas sociales futuro.

En términos de países significa que el Estado tiene la responsabilidad de velar porque todos sus ciudadanos tengan las oportunidades, que las leyes se cumplan de igual manera para todos, que los sistemas de mérito sean parte integral de la cultura y la conducta de todos. Pero si por el contrario la sociedad está encaminada al oportunismo, al “juega vivo” o al corto plazo los resultados vendrán por accidente y los beneficios serán también de corto plazo.

A modo de ejemplo consideremos dos países pequeños que lograron su independencia hace cosa de cincuenta años. Uno con recursos naturales el otro pobre y sin recursos naturales. Hoy día el país sin recursos tiene una economía diez veces el tamaño de la del país con recursos naturales. Panamá dispone de los recursos para no caer en la trampa de esa paradoja Las fuerzas económicas como las de la naturaleza existen y las conocemos. Es de los individuos el saber aprovecharlas con buen juicio.

PORTADA: ¿Qué áreas de la economía panameña necesitan atención prioritaria?

RV: La administración pública puede mejorarse por lo menos en tres aspectos específicos: la cantidad de procesos requeridos para hacer negocios en Panamá va en aumento y muchos de estos procesos son manuales con lo que encarece hacer negocios en Panamá.

Un segundo aspecto guarda relación con el riesgo país y la situación de las finanzas públicas particularmente el método de contabilidad del sector público y el registro de ciertas inversiones públicas de bajo retorno económico y el endeudamiento relacionado con los mismos.

Y el tercero, el deterioro de la infraestructura que es responsabilidad del Estado, particularmente la de transporte, agua potable y alcantarillado. En 2014 los renglones del PIB relacionados con el sector público representaron el 3.6% del PIB, pero empleó el 17.2% de la población económicamente activa.

Dentro de los sectores productivos, el sector agropecuario incluyendo pesca se encuentra estancado con un PIB sectorial, en 2014, inferior al registrado en 2007. En 2014 el PIB sectorial representó el 3% de la economía, pero ocupaba cerca del 17% de la población económicamente activa del país.

Finalmente, la atención al adulto mayor representa una demanda creciente de servicios sociales diferentes a los necesarios para atender una población más joven. En 2003 el 5.7% de los panameños tenía 65 años o más. En 2015 se estima esta proporción en 7.6% de la población. Estos grupos dependen de pensiones calculadas con un costo de la vida significativamente inferior al actual.

En otros casos, no tienen el beneficio de pensiones para lo cual se ha diseñado un programa de subsidio como “100 a los 70”. Este tipo de subsidio es indefinido e ilimitado por lo que se espera que represente monto creciente del presupuesto por el simple hecho descrito que la población adulta mayor está en crecimiento. Lo segundo es que se trata de un incentivo a favor del trabajo informal.

Este tipo de subsidio no resuelve el problema de fondo de la vulnerabilidad económica de los adultos mayores enfrentan-do costos de vida crecientes.

PORTADA: ¿Es posible cargarle a los ingresos del Canal el programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja de Seguro Social (CSS)?

RV: De conformidad a la Ley Orgánica que organiza la ACP el gobierno nacional no puede comprometer los ingresos para garantizar ningún compromiso financiero del gobierno central o de ninguna de las entidades del Estado.

Los aportes que el Canal de Panamá debe hacer al Tesoro Nacional están definidos en la ley y representan ingresos del Gobierno Central. En este momento se constituyen en patrimonio del Estado que éste puede asignar ala sostenibilidad del programa de IVM de la CSS.

Tambien revisa...

Visión estratégica en las relaciones con China

Por: Roberto Montañez “Dejad que el Dragón duerma, porque cuando se despierte, el mundo se ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
18 + 3 =