Sábado , Noviembre 25 2017
Inicio / EdicionImpresa / Caso Odebrecht: ¿Se está en el camino correcto?
La mayor investigación sobre corrupción en la histioria de Brasil, con impacto directo en Panamá, muestra cómo se obtenían beneficios inflando los costos de los proyectos en los que se contrataba a Odebrecht y esos fondos acababan luego en otras manos. ¿Caerán los monos gordos de la versión panameña?

Caso Odebrecht: ¿Se está en el camino correcto?

Por: Nicolas Espinosa Serrano

Panamá va por el camino correcto en las investigaciones sobre la constructora brasileña Norberto Odebrecht, involucrada en el mayor escándalo de corrupción internacional en Latinoamérica.

Esa es la conclusión de la Procuradora General de Panamá, Kenia Porcell, después de más de un año de investigaciones, en las que se ha procesado a 36 personas y aprehendido o identificado 56 millones de dólares.
“Los resultados de las investigaciones que llevamos (…), donde tenemos más de 36 procesados y tenemos dinero incautado, nos demuestran que en Panamá las investigaciones van por muy buen camino”, destacó Porcell en una conferencia realizada a finales de mayo.

Después de más de un año de investigaciones, se ha procesado a 36 personas y aprehendido o identificado 56 millones de dólares.

Explicó que los casos han aumentado en los últimos seis meses porque se han presentado denuncias y realizado investigaciones de oficio en todos los proyectos que guardan relación con Odebrecht, desde la administración del presidente Martín Torrijos (2004-2009) hasta el presente.

Panamá es uno de diez países latinoamericanos donde el gigante constructor brasileño armó una estructura administrativa para obtener contratos millonarios públicos a cambio de coimas y sobornos por el orden de los 800 millones de dólares.

En las investigaciones, dadas a conocer originalmente por Estados Unidos en diciembre pasado, se involucra a exfuncionarios, empresarios y excandidatos presidenciales de Brasil, Guatemala, México, Argentina, Venezuela, Panamá, Perú, Ecuador, República Dominicana y Colombia.

A partir de estas revelaciones, en la mayoría de estos países se inició una carrera contra el reloj, con el objeto de conocer los nombres de los transgresores y tratar de ponerlos a buen recaudo.

No obstante, la tarea no ha sido fácil, principalmente porque las revelaciones, en algunos casos, han salido a cuenta gotas y no con el rigor y la solidez legal necesarios.

Aun así, algunas fiscalías generales han hecho su tarea y han puesto tras las rejas a decenas de personas que, en una u otra forma, están involucradas con el caso en mención.

Porcell habló sobre la falta de colaboración del Órgano Judicial y de la lentitud con la que trabaja la Contraloría General, las auditorías a los proyectos en los que intervino Odebrecht y empresas subcontratistas.

En el caso de Panamá, se esperaba que las autoridades dieran a conocer, el 1 de junio, detalles más sólidos sobre las investigaciones que se siguen en el país, así como nombres de exfuncionarios o funcionarios o de cualquier otra persona que estuviera involucrada en el escándalo, pero no fue así.

Por el contrario, Porcell convocó su conferencia de prensa un día antes de la fecha en mención y se refirió a lo positivas que iban las gestiones de los fiscales Anticorrupción, que les permitió aumentar los casos investigados.
Habló también sobre la falta de colaboración del Órgano Judicial y de la lentitud con la que trabaja la Contraloría General, las auditorías a los proyectos en los que intervino Odebrecht y empresas subcontratistas.

Aclaró que el 1 de junio no era una fecha para dar a conocer delaciones de quienes en forma directa o indirecta estaban involucrados en el caso, sino para que se levantara la reserva procesal y se reactivaran las colaboraciones internacionales entre los diversos países involucrados.

Panamá, ¿a la zaga en las investigaciones?

A pesar de todo lo esgrimido, algunas organizaciones y personas particulares sienten que el Ministerio Público ha actuado de manera acompasada, con el objeto de enmarañar la investigación e introducirla en un callejón sin salida, para que no salgan a la luz pública nombres de personajes de alto perfil.

Kenia Porcell rechazó de tajo estas afirmaciones, haciendo en su defensa mención de tres aspectos que echan por tierra las teorías en su contra.

El primero, y en el que siempre se ha apoyado, es que los tiempos procesales son totalmente diferentes a los tiempos de los medios de comunicación o de personas particulares, que piden respuestas sobre las investigaciones.
El segundo, que es imposible dar a conocer nombres de personas supuestamente implicadas, porque es imperante que las investigaciones no solo avancen, sino que es necesario “blindarlas” de cualquier elemento de nulidad.

El tercer y último aspecto es la falta de cooperación por parte del Órgano Judicial, que no ha resuelto en las diversas instancias los recursos presentados por los representantes legales de los procesados, en las 24 investigaciones que se le realizan a la constructora suramericana.

La cifra de investigados aumentó de 17 a 36, entre ellos 22 panameños, 13 brasileños y un estadounidense.
La jefa del Ministerio Público indicó que en la Corte Suprema de Justicia hay por lo menos seis “habeas corpus” por resolver y dos amparos de garantías constitucionales, y en otros juzgados hay otras 27 acciones legales sin evacuar.

“Es importante que se resuelvan las acciones que están en el Órgano Judicial para que el Ministerio Público pueda continuar con sus investigaciones”, afirmó.

El llamado de atención de Porcell no cayó en oídos sordos, porque el Supremo panameño programó poco después reuniones extraordinarias, con la intención de evaluar los recursos presentados en este caso en particular.

La cifra de investigados aumenta

La cifra de investigados aumentó de 17 a 36, entre ellos 22 panameños, 13 brasileños y un estadounidense, todos ellos vinculados a Odebrecht o subsidiarias durante las tres últimas administraciones.

Si bien las cifras de investigados han aumentado, en otros países, República Dominicana, por ejemplo, no solo se investiga e incauta, sino que también se levantan cargos y se encarcelan, por el mismo caso de corrupción de Odebrecht.

El detalle está es que más allá de las personas que estuvieron relacionadas con el expresidente Ricardo Martinelli, además de sus hijos y otros familiares, no se ha mencionado a nadie más.

Y de los 56 millones de dólares aprehendidos o identificados, unos 22 millones depositados en cuentas en Suiza les pertenece a los hermanos Ricardo y Luis Enrique Martinelli, lo mismo que los ocho millones de dólares que corresponden a un apartamento en Madrid y un helicóptero.

También se han mencionado al menos 12,8 millones de dólares en Andorra, y otros 13,9 millones en bancos locales.
Si bien las cifras de investigados han aumentado, en otros países, República Dominicana, por ejemplo, no solo se investiga e incauta sino también se levantan cargos y se encarcelan, por el mismo caso de corrupción de Odebrecht.
En mayo pasado se detuvo a 15 personas, entre ellas, un ministro de Estado, un exministro y a varios miembros de distintos partidos políticos, incluyendo el del gobernante Liberación Dominicana.

En Ecuador, se decretó orden de prisión preventiva a cinco personas y arresto domiciliario a otra. En ese caso, se investiga a un tío del vicepresidente del país, Jorge Glas.

La sociedad no está conforme

La Fiscalía panameña puede mostrar satisfacción por lo logrado hasta ahora, gracias a sus propios esfuerzos e investigaciones, y optimismo por lo que espera obtener en el futuro.

“Panamá exige que se tomen las medidas que más beneficien al país, ya sea adecuando la legislación para que se pueda firmar el acuerdo y acceder a los testimonios (…)”, Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana.
Sin embargo, estos no son argumentos suficientes para que organizaciones civiles y personas particulares externaran que esperaban que para estas fechas se dieran a conocer otros nombres, que acompañaran al del expresidente Ricardo Martinelli, sus hijos, familiares y excolaboradores, en las investigaciones.

“Las revelaciones de los casos de Odebrecht en Estados Unidos y Suiza señalan, sin lugar a dudas, que actos de gran corrupción se cometieron en Panamá. Por ello, todas las personas involucradas deben ser investigadas y responder ante la justicia penal”, aseveró la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, capítulo panameño de Transparencia Internacional (TI), en un comunicado dado a conocer en los primeros días de junio.

La Fundación dijo compartir “la decepción y frustración” de la sociedad panameña, porque el Ministerio Público no haya firmado un acuerdo con Brasil, que les permitiera contar con las declaraciones de André Rabello, exdirectivo de Odebrecht Panamá, que permitiera conocer los nombres de los panameños que aceptaron sobornos.

“Panamá exige que se tomen las medidas que más beneficien al país, ya sea adecuando la legislación para que se pueda firmar el acuerdo y acceder a los testimonios, si esa es la vía, o profundizando en las investigaciones de manera independiente”, agregó.

“Para el país es más importante reconstruir sus instituciones, identificar y castigar a sus funcionarios corruptos, que penalizar a los ejecutivos brasileños que ya están encausados en su propio país”.
Por su parte, el jurista Ernesto Cedeño escribió en su cuenta de Twitter: “Vamos a tener que salir a las calles, como pueblo, para exigir transparencia en el caso Odebrecht”.

Más adelante señaló que no hacía falta que la Corte Suprema evacuara los recursos para que las investigaciones siguieran su curso, al tiempo que matizaba: “Vamos a tener que salir a las calles, como pueblo, para exigir transparencia en el caso Odebrecht”.

Lo cierto es que mientras en Panamá se investiga casi que de manera encubierta y no se conocen nuevos nombres, en otros países las respectivas fiscalías generales hacen un trabajo similar, aunque se marcan diferencias al conocerse nombres, algunos de ellos vinculados a la clase política y otros, a los mismos gobernantes, y se encarcelan.

Y eso, ya es otra cosa.

Tambien revisa...

Visión estratégica en las relaciones con China

Por: Roberto Montañez “Dejad que el Dragón duerma, porque cuando se despierte, el mundo se ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
13 + 9 =