Domingo , Abril 30 2017
Inicio / EdicionImpresa / ‘Chamos’ en el ‘playfield’
Un grupo de veintidós venezolanos participará en el Campeonato Mayor, un torneo caracterizado por el choque regionalista. Son convocados por la Fedebeis, alegando falta de talento local. Para los extranjeros representa la oportunidad de percibir un mejor salario.

‘Chamos’ en el ‘playfield’

Por: Saint Sarmiento

La llegada de los refuerzos venezolanos que participan en la versión LXXIV del Campeonato Nacional de Béisbol Mayor creó polémica al tratarse de peloteros de una sola nación. Tanto fanáticos como extraños al juego de pelota cuestionaron la contratación de veintidós lanzadores venezolanos en el torneo nacional.

Para sorpresa e incluso malestar de la regionalista y exigente afición panameña, los lanzadores, únicos extranjeros en el torneo, arribaron al béisbol nacional luego de un convenio realizado entre la Federación Panameña de Béisbol (Fedebeis) y su homóloga, la Federación Venezolana de Béisbol (Fevebeisbol), explicó un alto directivo de la entidad regente del béisbol panameño. “Ellos (los venezolanos) llegan con un convenio entre Fedebeis y la federación venezolana, la idea es realizar otros convenios con El Salvador, México, Italia y España; esto se está realizando por medio de Copabe (Confederación Panamericana de Béisbol)”, explicó Aníbal Reluz, gerente general de Fedebeis.

El dirigente deportivo detalló que el escoger a los lanzadores no fue un capricho, más bien, se efectuó mediante una evaluación técnica realizada en varias ciudades del vecino país sudamericano con el fin de mejorar el bateo de los nacionales. “Esto no es un capricho, nosotros tenemos una gran debilidad en el bateo, eso se notó en el clasificatorio al Clásico (Mundial de Béisbol), pasamos problemas con el slider, con la recta a gran velocidad, por ello se trajo a buenos lanzadores extranjeros. La idea es mejorar en el bateo”, agregó.

“Yo fui a Venezuela personalmente, estuvimos varias semanas, hicimos varias evaluaciones y junto al mánager panameño Wilfrido Córdoba, quien es especialista en lanzadores, se hizo la selección de los pitchers. Todos esos peloteros juegan en la pelota profesional de su país, inclusive algunos fueron grandes ligas”, detalló el expelotero Reluz. Con esta medida, se formalizó el retorno de los refuerzos extranjeros al béisbol panameño; su última incursión en el certamen local se dio entre los años 2008 a 2012.

En torneos pasados se contó con extranjeros, pero fueron escogidos y pagados por las diferentes ligas provinciales. Entre los jugadores que destacaron en Panamá estuvieron el lanzador colombiano Javier Ortiz, con la provincia de Los Santos, y el también tirador dominicano Juan “Curva” De León, quien brilló con la escuadra de Panamá Metro.

Oferta en el extranjero

La situación económica que atraviesa Venezuela y la reconocida calidad de sus jugadores llevaron a la directiva de Fedebeis a poner su mirada en la nación que vio nacer al libertador Simón Bolívar.
Los salarios de los sudamericanos, pagados por la Fedebeis, oscilan entre los 1000 y 1400 dólares al mes. “Son peloteros de calidad con mejor precio, sabemos la situación (económica) en que se encuentra Venezuela. Un pelotero allá gana entre setecientos a ochocientos dólares, mientras que vienen a Panamá a ganar 1200 a 1300 dólares”, explicó Reluz.

“Los peloteros venezolanos reciben viáticos de dieciséis dólares diarios por parte de la Fedebeis, suma económica que obtiene también cada uno de los peloteros panameños. La Fedebeis ofrece esos viáticos a cada uno de ellos; una vez iniciado el torneo, debemos cubrir todo lo que respecta a hospedaje, alimentación y transporte”, detalló Reluz.

Aunque la mayoría de los ofrecimientos desde el montículo llevan sello venezolano, con este nuevo plan piloto la dirigencia del béisbol nacional planea, en un futuro cercano, llevar a los jugadores panameños a las ligas extranjeras, a través de las firmas de convenios con El Salvador, México, Italia y España. “La idea es que los jugadores panameños que no logren firmas con franquicias de las Grandes Ligas puedan jugar en las ligas de los países con los que planeamos realizar convenios y así ellos puedan tener experiencias satisfactorias en el extranjero”.

Reemplazos en espera

Cada una de las once novenas que compiten en la justa local cuenta con dos lanzadores venezolanos en su rotación. La selección se dio mediante un sorteo previo realizado por la Fedebeis. Para los conocedores del deporte rey de los panameños, la tropa de Chiriquí Occidente fue la más afortunada en el sorteo, al hacerse con los servicios de Yorman Bazardo, pelotero que estuvo en la gran carpa; además del experimentado Francisco Buttó.

Otros dos ex grandes ligas llegaron a la pelota criolla para demostrar sus quilates. Se trata de Joseph Ortiz y Carlos Monasterio, quienes defenderán las camisas de Veraguas y Coclé, respectivamente. Robert Palencia es el único jugador de los refuerzos que ha militado en torneos nacionales como la Liga de Probeis.

Fuera del listado de los veintidós lanzadores, quedan diez elegibles más que se encuentran en Venezuela esperando una oportunidad para jugar en Panamá. Estos podrían ser elegidos si alguno de sus compatriotas llegase a sufrir alguna lesión o si su rendimiento físico es bajo. “Ellos pueden ser remplazados, hay diez jugadores esperando por si ocurre un tipo de lesión o su rendimiento es malo. Si existe alguna lesión debe ser determinada por el doctor de la federación”, aclaró el dirigente.

El formato de competencia del presente campeonato se disputa de la siguiente manera: en la ronda regular se jugarán partidos de ida y vuelta todos contra todos. Las mejores ocho provincias avanzan, los clasificados se enfrentarán en una serie al mejor de siete partidos (1 vs. 8) (2 vs. 7) (3 vs. 6) (4 vs. 5); mientras que en semifinales avanzan a la final los dos mejores de cada serie (los dos mejores de siete encuentros). La Serie Final se jugará al mejor de siete partidos. De ahí saldrá el campeón.

Entre los reglamentos, cada mánager o director de equipo tiene la opción de cambiar a los lanzadores por alguno de los diez elegibles antes de la ronda de ocho. Mientras que en las siguientes fases del torneo pueden ser elegidos como refuerzos si sus respectivas novenas quedan eliminadas.
Si los equipos donde militan los jugadores quedan eliminados en cualquiera de las fases, los venezolanos deben regresar a su nación y quedan deslindados de la Fedebeis.

Regulaciones

Los extranjeros no podrán participar en los premios individuales, reservados exclusivamente para nacionales. Para el presente torneo, el Jugador Más Valioso recibirá un automóvil último modelo por parte de una empresa automotriz patrocinadora. La entrega de algún tipo de premios a los atletas quedará a criterio de cada liga provincial.
En cuanto a los permisos de trabajo, la Fedebeis detalló que los veintidós jugadores cuentan con sus respectivos permisos de trabajo para militar en el certamen. Estas licencias laborales fueron tramitadas por la propia entidad que rige la pelota caliente en Panamá.

Semanas antes del campeonato, se presentó una demanda contra la Fedebeis basada en la falta de permisos laborables para los peloteros extranjeros, situación que obligó a realizar los correctivos.
Renovación

Con el levantamiento de las estructuras de metal para las gradas y los estacionamientos, la construcción del nuevo estadio Kenny Serracín, en David, Chiriquí, que se realiza a un costo de 16.2 millones de balboas, presenta un avance del 42%.

El adelanto de las obras de este emblemático proyecto, que beneficiará el béisbol chiricano, fue constatado durante un recorrido efectuado por el director general del Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes), Roberto Arango, dentro del permanente interés que mantiene en darle seguimiento a las diferentes construcciones de nuevas infraestructuras deportivas en todo el país.

Arango señaló estar complacido de la forma en que se está trabajando en la construcción del estadio Kenny Serracín y la coordinación que se lleva con la empresa Aprocosa, encargada de hacer realidad este anhelado proyecto
“Es una empresa de mucha experiencia, que está trabajando con mucha eficiencia y su gerente Arturo Diez nos ha garantizado que en diciembre o enero entregará en su totalidad el estadio, por lo que los chiricanos el próximo año tendrán béisbol en el nuevo Kenny”, puntualizó el Director de Pandeportes.

En tanto, Julio Aldrete, ingeniero residente por Aprocosa de la construcción del estadio Kenny Serracín, explicó que para las próximas semanas se colocarán las losas para los 300 estacionamientos que estarán dentro del coliseo. Igualmente se instalarán las estructuras de cemento para las gradas, que contará con capacidad de 5 mil 500 butacas, además de los palcos especiales y las modernas casetas de transmisión.

“Todo se está llevando de acuerdo a lo programado y lo importante es que tenemos todos los materiales bajo nuestra custodia para ir cumpliendo con la ejecución del proyecto”, que aseguró estará listo para enero del 2018.

Aldrete resaltó que el levantamiento del terreno de juego se iniciará en junio, después de completar los otros aspectos estructurales, como también el drenaje. “Para junio estaremos en época de lluvia que nos permitirá trabajar con mayor rapidez en la instalación de la grama natural, contemplada bajo las recomendaciones de la Major League Baseball (MLB) como todos los componentes del proyecto.

Destacó que apenas se termine la instalación de las gradas y los estacionamientos, se iniciará la construcción del edificio administrativo, etc.

Tambien revisa...

Hospital del Niño: Los negocios antes que la salud

Por: Carlos Atencio Alberto Bissot asumió en 2002 la Dirección Médica del Hospital del Niño. ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image