Sábado , Octubre 21 2017
Inicio / EdicionImpresa / El buen salto de Yanibel Ábrego
¿Quién es la nueva presidenta del Legislativo? “Una mujer de carácter fuerte”, es lo primero que dicen todos. Aunque a la sombra de otras diputadas mucho más mediáticas que están en la palestra con mayor frecuencia, la nueva representante legal de la Asamblea ha sabido aprovechar el momentum y logró lo que ningún otro de sus colegas: hacer carrera dentro de la directiva del Palacio Justo Arosemena.

El buen salto de Yanibel Ábrego

Por: José María Torrijos Legazpi

En sus dos periodos como diputada, Yanibel Ábrego Smith ha destacado, justamente, por no sobresalir más de la cuenta. A pesar de los escándalos por la adquisición sospechosa de tierras en su natal Capira (circuito que representa en el Palacio Justo Arosemena), las denuncias en su contra en la Corte Suprema de Justicia, así como el haber desobedecido la línea de su colectivo; la del circuito 8-2 ha sabido cómo sobre llevar la marea, superar los reveses y escalar en la jerarquía legislativa con más destreza y éxito que muchos de sus colegas más experimentados.

Ante la opinión pública, con el triunfo de Yanibel Ábrego el pasado 1 de julio, el oficialismo retuvo el control de la Asamblea y se desató una tormenta dentro de las tres principales bancadas legislativas: en la del Partido Revolucionario Democrático (PRD), porque hubo diputados que desobedecieron la línea de apoyar a Carlos Motta; en la de Cambio Democrático (CD), porque un grupo rebelde desacató la orden de Ricardo Martinelli de no tender puentes con el Gobierno de Varela; y en el oficialismo (Partido Panameñista y Partido Popular), porque a última hora la bancada prefirió apoyar a una mujer de afuera en vez de respaldar a una de casa (Katleen Levy).

Sin embargo, hay elementos que hacen pensar que todo esto es una gran mentira: Ábrego Smith está bien conectada con cada una de las fuerzas dentro del hemiciclo. Es una independiente que se convirtió al Cambio Democrático poco después de pisar el Palacio Justo Arosemena y que, a pesar de estar en el grupo de los “rebeldes”, jura seguir siendo leal a Ricardo Martinelli (“Más le vale ser leal a Ricardo, las tierras que le dio ahora valen $10 millones”, me comenta un exministro de la pasada administración que prefiere reservar su identidad y no ahondar más en el tema); ha recibido en dos ocasiones el apoyo del Partido Panameñista para estar en la directiva de la Asamblea (ahora a la cabeza, y en el periodo pasado como segunda vicepresidenta). Todo esto, pese a sus fuertes vinculaciones ―más allá de lo político― con miembros de la cúpula del PRD que hoy alegan ser oposición dura (es socia de Quibián Panay en una empresa de alimentos, Agroindustrias La Esperanza YP, S.A.).

¿Realmente su elección significó la retención del poder por parte del oficialismo como todos creen? ¿En verdad Ábrego Smith provocó un cisma en los partidos políticos o todo se trata de una farsa para engañar a la gente? ¿Quién es Yanibel Ábrego Smith?
En datos y cifras
Solo dos mujeres han presidido la Asamblea Nacional: Balbina Herrera Araúz y Yanibel Ábrego Smith. A simple vista, dos mujeres muy distintas: Herrera siempre fue protagonista, líder; estaba en la primera línea de choque y siempre ante los reflectores (para bien o para mal); Ábrego, en cambio, aunque conocida en su comunidad, carece de ese impulso mediático y de esa popularidad fuera de su circuito, el 8-2. Hasta hace poco es que la también empresaria empezó a asumir un rol preponderante en la política legislativa, con el poder de hacer movidas estratégicas.

Es más, cuando se trata de comparaciones, la gente considera que la heredera política de Herrera Araúz en el Legislativo es Zulay Rodríguez, con quien guarda algunas similitudes en su carácter, así como de afiliación política (ambas son PRD) y origen (ambas provienen del distrito de San Miguelito). Curiosamente, la exjueza ―con sus gritos, polémicas y pleitos constantes― ha ido cerrándose las puertas con sus compañeros del pleno. Todo lo contrario a Ábrego Smith, quien se ha ido ganando a los demás en silencio y bajo perfil.

¿Qué méritos tiene la capireña para haber pertenecido en dos periodos seguidos a la directiva de la Asamblea? Si lo vemos por desempeño, no más que el resto de los diputados (o el resto de las diputadas, si lo vemos como un tema de equidad).

Su nivel de asistencia al pleno fue de 62%, pidió licencia en 22 ocasiones y solo se ausentó 3 veces. Por su rol como segunda vicepresidenta, solo participó en dos comisiones, la de Población, Ambiente y Desarrollo, donde fue comisionada, y la de Asuntos Agropecuarios, donde fue vicepresidenta.

En los tres años que lleva cumplidos este periodo de gobierno, Ábrego Smith ha presentado once anteproyectos en total, tres de manera individual y los otros ocho junto con otro diputado o un grupo de parlamentarios.
Hasta ahora, la presidenta de la Asamblea solo ha trabajado ocho textos con copartidarios (tanto de la bancada auténtica como de la rebelde) y tres con miembros del CD y del Partido Revolucionario Democrático (ya sean del antiguo grupo denominado “Seis del Solar” que se unió al oficialismo para apoyar la candidatura de Rubén De León o del segmento abiertamente opositor).

De estos tres últimos, solo una de sus propuestas contó con la participación de un diputado de Gobierno (el anteproyecto 32, “que modifica y deroga artículos del Decreto de Gabinete N.º 224 de 1969, orgánico de la Lotería Nacional de Beneficencia”, tiene a Melitón Arrocha entre los firmantes). Salvo ese, no ha trabajado ni con el oficialismo ni con Molirena ni con Ana Matilde Gómez (independiente).

¿Por qué Yanibel?

Si no es por desempeño, ¿entonces qué llevó a Yanibel Ábrego a la presidencia de la Asamblea? Según algunos diputados, fue porque “supo aprovechar el momento”. Con un Partido Revolucionario Democrático asumiendo, según dicen sus dirigentes, un rol opositor; el Partido Panameñista, con una bancada de 17 miembros (incluyendo a Jorge Arango, del aliado Partido Popular) debía conseguir a un nuevo amigo que le garantizara mantener el control de la Junta Directiva.

Ese nuevo amigo resultó ser la bancada “rebelde” de Cambio Democrático, conformada por 16 miembros. En el papel, con los disidentes de su lado, el oficialismo aseguraba 33 de los 36 votos mínimos (la mitad de las curules) para ganar la elección.

Aunque seguían necesitando unos cuantos diputados más de su lado (fáciles de conseguir, tomando en cuenta que Molirena siempre apoya al Gobierno y que el perredista Rubén De León ―más allá de la línea del colectivo torrijista― les debía un favor tras dos periodos como presidente), los rebeldes eran los del gran aporte. Y Ábrego lo sabía.

Un diputado panameñista, quien prefiere el anonimato, comenta: “Ella fue forjándose un liderazgo en la bancada rebelde del CD, donde cada quien anda por su lado. Poco a poco, y muy calladamente, fue tomando poder entre ellos y asumiendo un rol que nadie había tomado. Cuando nos acercamos a ellos, después de no poder pactar con el PRD, el CD tenía sus condiciones y, si bien hubo cosas que se negociaron, otras estaban muy claras. Una de ellas era cómo se repartiría la Junta Directiva”. En cuanto se determinó que Cambio Democrático presidiría, el trabajo de Ábrego fue a lo interno, entre sus copartidarios.

“Ellos decidieron y solo nos informaron que ella sería la candidata. Sé que es complicado entenderlo, que apoyáramos a una mujer de otro partido; pero Katleen [Levy], más allá del tema de la equidad de género y de que es de nuestro partido, no iba a lograr el consenso que sí logró Yanibel”, asegura el de la bancada de Gobierno.

¿Con qué argumentos Yanibel Ábrego convenció a los otros quince rebeldes? Imposible saberlo. Intentamos conversar con la empresaria capireña para la elaboración de este reportaje; sin embargo, por problemas con su agenda y el cierre de este texto, no hubo forma de coincidir. Los demás miembros de la bancada del CD, que fueron abordados para esta publicación, prefirieron no hablar.

“Con un Pacto de Gobernabilidad que se sabía ya no iba a continuar y un PRD opositor, no había que ser muy inteligente para saber que el CD iba a jugar un rol mucho más relevante”, comenta otro diputado, del partido que tiene el “11” en la bandera. “Calculó muy bien y poco a poco fue sumando su gente. Desde temprano empezó a pedir su voto”.

Según el panameñista, los 16 del CD solo avisaron que Ábrego Smith sería la candidata y ellos aceptaron sin más. Entonces le recuerdo que, para la segunda legislatura, el candidato del PRD era Crispiano Adames y ellos lo rechazaron y pusieron a Rubén De León, sin importar pactos y acuerdos. “Algo ha de tener ella que no la rechazaron”, le digo al diputado, quien admite que, a diferencia de otros diputados de CD o del PRD, la del 8-2 les genera confianza: “Es una mujer de mucho carácter, ya tiene experiencia y, cuando dice que algo va por un lado, así mismo es: eso va por ahí y no lo cambia, tiene palabra”.

El perredista coincide: “Yanibel es una mujer de temple, me imagino que se ha hecho así porque es empresaria y es un mundo difícil para una mujer. Tiene palabra. Si te dice una cosa, eso es así y es muy difícil que lo cambie. Eso genera confianza entre nosotros”.

¿El temple no va a ser un motivo de conflicto entre ella y el Partido Panameñista? Según el diputado opositor, es muy difícil que Ábrego Smith se deje manipular y ser utilizada como un títere por el oficialismo. “Van a tener que conciliar criterios muy constantemente. No creo que ella le diga que sí a todo lo que diga ‘Popi’ [Varela]”.
Según los panameñistas, esto no es así. Otro diputado del oficialismo, al ser abordado, rechaza que las decisiones en la Asamblea se impongan: “Estamos aquí para trabajar en beneficio del pueblo. Los proyectos que son beneficiosos para todos pasarán sin mayor oposición y, en el caso de aquellos que generan polémica, estoy seguro que llegaremos a consensos”.

¿Y qué pasa cuando lo vemos del otro lado de la moneda? Ábrego es socia de Quibián Panay en la empresa Agroindustrias La Esperanza YP, una sociedad anónima registrada en junio de 2016. El perredista es el presidente y la capireña, secretaria y segunda al mando.

Coincidencia o no, en la última legislatura ambos diputados formaron parte de la Comisión de Asuntos Agropecuarios, ella era la vicepresidenta y Panay, uno de los comisionados.

Tambien revisa...

Visión estratégica en las relaciones con China

Por: Roberto Montañez “Dejad que el Dragón duerma, porque cuando se despierte, el mundo se ...

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
29 + 8 =