Lunes , Febrero 19 2018
Inicio / EdicionImpresa / Irma Delgado 45 años en la Caja
La nueva presidenta de la Junta Directiva de la Caja de Seguro Social comparte su visión de la crisis de la entidad, del retiro de Estivenson Girón y de las reformas para salvar el IVM. Habla desde la convicción de una vida laboral trascurrida en la debilitada institución.

Irma Delgado 45 años en la Caja

Por: Carlos Atencio

Néstor Vega, médico; Ramiro De León, banquero; Abel Vergara, empresario. Los tres han ocupado la silla que hoy ocupa Irma Delgado, la representante de los gremios de técnicos de la salud, específicamente de los técnicos de farmacia, una de las asociaciones que aglutina la Coordinadora Nacional de Gremios Profesionales y Técnicos de la Salud (Conagreprotsa).

Le tocó presidir la Junta Directiva durante la crisis la administración que tuvo como protagonista a Estivenson Girón (octubre 2014 a diciembre 2016). Sobre el fin de su gestión, que fue criticada hasta por el propio presidente, Delgado responde “era lo más digno para él, necesitaba un equipo que lo acompañara en el cumplimiento del compromiso adquirido”.

Tomando como referencia el tiempo de otros miembros directivos, Delgado es relativamente nueva. Guillermo Puga, por ejemplo, fue presidente de la directiva en 2008 y el profesor Rafael Medina lo fue en 1997. Delgado llegó como suplente en 2013. “El año pasado, en julio, Néstor Vega había finalizado su periodo como principal y el puesto quedaba en acefalía. Me postulé y me escogieron”.

Veterana de la Caja

Su infancia y juventud la pasó en Santa Ana, el Casco Viejo y Calle 17. Los cuarenta y cinco años de su vida laboral han tenido como escenario la Caja del Seguro Social. Conoce muy bien el tema de los medicamentos, uno de los nudos críticos en el manejo de la institución.

Durante sus inicios como funcionaria, en los años setenta, el asunto en la Caja era muy tranquilo, recuerda. Pocos asegurados, pocas instalaciones médicas. Los directores sectoriales asumían su rol, se brindaba la atención adecuada, dice. Sin que ella lo mencione, hoy todo es lo contrario. La red de instalaciones médicas más grande del país se afana por servir a más de un millón de cotizantes y un número de beneficiarios que no tiene límite.

Delgado comenzó a estudiar la licenciatura en farmacia en la Universidad de Panamá. Se hizo técnica mientras realizaba estos estudios. “Soy empírica, no terminé, tengo la idoneidad en base a mi experiencia y esos años de estudios”.

La salud nacional

La salud del país no es buena, expresa. Y añade que el panameño está consumiendo grandes cantidades de frituras, gaseosas, jugos azucarados. “Esos productos nos están haciendo diabéticos. Estamos perdiendo los riñones. Por otro lado, las enfermedades de transmisión sexual. Para que la persona se cuide necesita tener conocimientos”.

La infraestructura para atención médica sí existe, dice, pero hay que “avanzar un poco más y no ver solamente la estructura”. “Hay que tener buena voluntad para el trabajo, hay que hacerlo con dinamismo para que el usuario se vaya contento”.

Para la implementación del sistema único de atención, la directiva recomienda mayor coordinación. Se necesita un acuerdo entre las jefaturas, porque a niveles más bajos siempre se ha trabajado de forma coordinada. “El nudo está en que yo quiero ser jefe del Minsa y él quiere ser jefe del Seguro y no pueden haber dos cabezas”.

En cuanto al proceso de selección del director general, la dirigente indica que sigue su marcha. Se modificó el reglamento y publicó el anuncio de la convocatoria en los medios de comunicación. Después se entrevistó a los que poseían mejores puntajes.

La crisis venidera

Pronostica que en los próximos años podrían darse con más frecuencia acciones de protestas como las que ha liderado Eladio Fernández. Esto será así porque el asegurado solo recibirá una parte de sus ahorros con el sistema mixto, al agotarse el modelo solidario. Comenta que el pueblo no pueda pagar un sistema privado, que viene a funcionar como un ingreso paralelo.

Considera que el aumento de la edad de jubilación no es lo fundamental en la reforma de la Ley 51 de la CSS. Se pone como ejemplo: con cuarenta y cinco años de servicio sigue laborando, pero, advierte, hay empleados que no cumplirán ni siquiera la edad actual: cincuenta y siete las mujeres y sesenta y dos los hombres. “La decisión que se tome debe ser acordada entre las partes, Gobierno, trabajadores y empleadores”.

Dice que la Ciudad Hospitalaria, rebautizada la Ciudad de la Salud, que según los cálculos del profesor Girón tendría un costo cercano a los mil millones, es un proyecto viable, pero que es necesario pensar en el personal que requiere un hospital de esa magnitud. “Se va a llenar el país de edificios para enfermos, pero no hay personal para atenderlos”. En ese sentido, ve con buenos ojos que el Estado implemente un sistema de becas para formar a los profesionales de la salud.

Hablando de trabajadores, relata este pasaje: “Escuché a una persona decir que cuando volvamos a escuchar a los empleados cantar, mientras realizan el trabajo, estaremos bien”. Sobre la convivencia con los otros directivos, dice que “lo interesante es que se aprende de la experiencia de cada uno, hasta el más humilde da aportes. El que menos estudio tiene conoce más de un trabajo que otro”.

La diferencia

Está convencida de que un paciente acepta que se agote un medicamento, que no haya un reactivo, pero encuentra inaceptable que no lo atiendan bien. “Me tocó vivir la peor crisis de medicamentos… yo le explicaba al asegurado que no había esta medicina, pero la podía conseguir en este local, a tal precio. La mayoría lo comprendía. Si solo le dices no hay y no le prestas atención todo será más difícil. La persona agradece la gentileza”.

Pero hay otros asuntos más complicados que tiene que enfrentar quien ocupe la silla de la dirección general: la falta de insumos, de reactivos, la mora quirúrgica, entre otros. Con estos proveedores se tropezó el profesor Girón, que expresó en público que tenían secuestrada a la Caja. En 2016, solo para estos productos, la entidad disponía de un presupuesto de 369.2 millones de dólares.

Sobre el ministro de salud, Miguel Mayo, concluye que no tiene mayor relación con él. Dice que el titular de la cartera asiste a algunas reuniones de la junta y a otras envía a su representante.

Tambien revisa...

Visión estratégica en las relaciones con China

Por: Roberto Montañez “Dejad que el Dragón duerma, porque cuando se despierte, el mundo se ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
21 + 13 =