Miércoles , Noviembre 22 2017
Inicio / EdicionImpresa / ‘El Juan Demóstenes no es patrimonio histórico’
Pandeportes invertirá más de 13 millones para reconstruir el estadio, aunque asegura que nunca fue designado como patrimonio histórico. Al igual que el Calvin Byron y el Kenny Serracín, el coloso de Cabo Verde será adecuado a las medidas de la MLB.

‘El Juan Demóstenes no es patrimonio histórico’

Por: Errol E. Caballero

Debajo de las graderías en ruinas del estadio Juan Demóstenes Arosemena habita un piedrero, una sombra, un hombre sin camisa y de cabellera desaliñada, que vigila una hoguera. En las escaleras huele a orina y canyak, a fumarada y humedad. La vegetación ha crecido sin menoscabo de la mano del hombre. Las palmeras y los matorrales invaden las gradas. A raíz de los trabajos de renovación anunciados el año pasado por Pandeportes, se procedió a clarear los herbazales que se habían apoderado del terreno que una vez pisaron los Yankees de Nueva de York, donde el boxeador Ismael Laguna conquistó el título mundial en 1965, recibiendo un trofeo cuyo oro hoy el tiempo ha deslucido en verdín.

Los trabajos terminaron por hoy, aseguró la unidad policial apostada en una de las entradas. Son las 3:30 pasadas.. Marialina Pérez, directora de arquitectura del Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes), confirmó que la Constructora Cali, S.A. ha comenzado con las tareas de limpieza y nivelación del terreno de juego y de distintas áreas del centro deportivo de antaño. También se ha procedido a desalojar a los indigentes del área, afirma.

Pero esta tarde, entre los escombros del Juan Demóstenes Arosemena no es posible encontrar maquinaria ni rastro de los trabajadores, mas si algunas sillas de plásticos en la parte alta de las graderías ubicadas en la parte frontal. También hay una pringosa bandera de Panamá y un balde que contiene un líquido amarillento. En el viento de la tarde es posible escuchar risas entre las derruidas paredes del recinto construido en 1938 para los IV Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Después de varios años de abandono -por lo menos desde el 2003, cuando fue escenario de un torneo preolímpico-, la restauración del Juan Demóstenes Arosemena ha sido incluida dentro del cronograma de trabajo del director de Pandeportes, Roberto Arango. “El acta se subió al portal Panamá Compra el pasado 22 de marzo del 2016 y el refrendo de la Contraloría General de la República se dio el pasado mes de diciembre”, detalló Pérez. No hubo acto de homologación. A finales del año pasado trascendió que Constructora Cali fue la única empresa que se presentó a la licitación.

La remodelación se hará sin la supervisión de Patrimonio Histórico. Según Pérez, esto será así dado que el estadio nunca llegó a ser declarado como monumento histórico, ya que “en el 2004 el Gobierno de aquel entonces devolvió el proyecto de ley sin sancionar a la Asamblea Nacional, pues indicaba que el mismo en su conjunto tenía aspectos que los hacían inexequible e inconveniente”.

Aun así, Pérez destacó que se honrará la historia del coliseo con un espacio en el interior de la fachada principal que albergará “exhibiciones y cualquier otro evento que ayude a destacar la historia y a las leyendas deportivas que en su momento escribieron gloriosas páginas en este coliseo”.

El encargado de la cartera señaló que la construcción del nuevo Juan Demóstenes Arosemena, a un costo de 13.2 millones de dólares, forma “parte de la iniciativa emprendida por el presidente Juan Carlos Varela de dotar al país de modernas infraestructura, en este caso para la práctica del béisbol, como el Kenny Serracín en Chiriquí, el Calvin Byron en Bocas del Toro y el Roberto ‘Flaco Bala’ Hernández en Los Santos”.

El ‘Kenny’ de grandes ligas

Cuando finalicen los trabajos de reconstrucción del Kenny Serracín, la ciudad de David contará con un estadio de béisbol cuyas dimensiones serán las empleadas por las grandes ligas. La estructura original fue demolida el año pasado..

Inicialmente, se había contemplado la mudanza del Kenny Serracín a otro sector de la urbe, mas estos planes no se concretaron. “El área donde se ubica el estadio Kenny Serracín es un lugar céntrico en la ciudad de David y representa el corazón del béisbol de la provincia de Chiriquí”, indicó Pérez.

Son 16.2 millones de dólares que el Estado invertirá para aumentar la capacidad del ‘Kenny’ en un 75%, de acuerdo con información suministrada por Roberto González, de Pandeportes. Las dimensiones y especificaciones del nuevo Kenny Serracín serán las exigidas por la MLB. De acuerdo con el portal de Pandeportes, esto le permitirá al coliseo acoger eventos deportivos de carácter internacional.

Tendrá capacidad para 8500 fanáticos en sus graderías y butacas, además de ascensores, acceso a discapacitados y estacionamientos para trescientos cuatro automóviles. Los jugadores contarán con instalaciones que servirán de comedor, cocina, lavandería, dormitorios, baños, vestidores, además de “dogout” y jaula de bateo.

Los trabajos, que estarán a cargo de la empresa Proyectos de Construcción, S.A. (Aprocosa), incluyen el mejoramiento del terreno de juego, los sistemas de rociadores, drenaje, sistema de iluminación, etc. Asimismo, se habilitará un salón de conferencias y diecisiete cubículos para radio y televisión.

González asegura que se mantiene el cronograma de ejecución y el costo establecido, por lo que el Kenny Serracín renovado abrirá sus puertas para los primeros meses del 2018. El gobernador de la provincia de Chiriquí, Hugo Méndez, vaticinó que la reapertura tendrá “un impacto positivo para los fanáticos y atletas chiricanos, quienes por muchos años estuvieron a la espera de que se escuchara el clamor de la población”.

Desde cero

Al otro lado de la cordillera de Talamanca, en la provincia de Bocas del Toro, acérrimo rival de Chiriquí en los campeonatos del béisbol nacional, otro estadio fue demolido el año pasado para dar paso a su posterior remodelación: el Calvin Byron, ubicado en El Empalme.

Pérez comentó que la “estructura existente se encontraba seriamente deteriorada en su interior”. Las graderías no se podían ampliar y las dimensiones del campo de juego no eran cónsonas con los estándares del béisbol estadounidense.

Añadió que el proceso de demolición comenzó después de que se entregó la orden de proceder del nuevo estadio Calvin Byron a la compañía Constructora Urbana S. A. (CUSA).

A un costo de 6.5 millones de dólares, la propuesta presentada por CUSA fue la más onerosa. Sin embargo, detalla Pérez que la comisión evaluadora determinó que “era la única empresa que cumplía con el pliego de cargos publicado en el portal de Panamá Compra”.

La obra, cuya fecha de entrega tentativa es febrero del 2018, incluye el estudio, diseño y construcción del equipamiento del nuevo estadio Calvin Byron, consistente “en la edificación de un nuevo parque de pelota con graderías techadas, butacas para 4500 personas, modernos vestidores para jugadores y árbitros, dormitorios, oficinas administrativas y enfermería”.

Adicionalmente, CUSA habilitará cabinas para transmisiones y una sala de prensa, un salón de reuniones, taquillas, cercas y muros laterales, entrada principal, un pizarrón electrónico, estacionamientos, aceras, mobiliario y equipamiento.

Las innovaciones comprenderán la instalación de grama artificial, un nuevo sistema de drenaje, una renovada jaula de bateo, “bullpen”, un sistema de iluminación, etc. En agosto pasado, cuando las obras fueron inspeccionadas por el presidente Juan Carlos Varela, el avance registrado era de un 16%.

El Calvin Byron, que originalmente era conocido como el estadio de El Empalme, ya había sido reconstruido por Pandeportes en el 2009. Incluso en el 2012 la administraicón del presidente Ricardo Martinelli lo equipó con un tablero electrónico.

Dado que el Calvin Byron se encuentra cerrado, de acuerdo con Eliseo Brian, ex instructor de béisbol, el equipo de béisbol de los “tortugueros” se traslada a entrenar a Gualaca, en la provincia de Chiriquí.

Comenta que en el corregimiento de Almirante, donde reside, existe un estadio que está en codiciones de acoger las prácticas del equipo de Bocas del Toro, por lo que no es necesario que los jugadores se trasladen a otra provincia.

Brian también recomendó que los peloteros que se contraten sean oriundos de esta provincia atlántica, para así evitar malestar en la comunidad.

Tambien revisa...

Visión estratégica en las relaciones con China

Por: Roberto Montañez “Dejad que el Dragón duerma, porque cuando se despierte, el mundo se ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
4 + 17 =