Domingo , Enero 21 2018
Inicio / EdicionImpresa / Para olvidar a Wikileaks
Era un secreto a voces. Hasta que 11.5 millones de documentos revelaron las operaciones de Mossack Fonseca. Esta es la historia tras ‘Panama Papers’, una filtración sin precedentes en el mundo del periodismo investigativo.

Para olvidar a Wikileaks

Por: Errol Caballero.

Panamá es un país conveniente. Arenas tórridas, selva y malls; un canal, un centro bancario y leyes laxas. Una nación acostumbrada a las transferencias: de mercancías, personas y fortunas. Hoy en día todavía hay quienes, a pesar del esfuerzo acumulado de muchos años para limpiar esa imagen, buscan en el Istmo un sitio para esconder sus tesoros, sus mal habidos capitales. Putin, Almódovar, Messi, Peña Nieto, Pilar de Borbón, Macri y Jackie Chan. Son algunos de los nombres de peso que aparecen en los infames “Papeles de Panamá”, una investigación sin precedentes que en las últimas semanas ha revelado el entramado de las compañías “offshore”.

Todo comenzó hace aproximadamente un año, cuando dos periodistas del diario alemán Süddeutsche Zeitung fueron los beneficiarios de una filtración cuya envergadura supera con creces a la de Wikileaks: 11.5 millones de documentos, entre mails, actas y faxes de la firma de abogados Mossack Fonseca, la quinta en el mundo en el registro de sociedades “offshore”, de acuerdo con Ramón Fonseca Mora, uno de sus socios principales.

Ante el descomunal reto periodístico que tenían enfrente, los alemanes buscaron refuerzos. Fue así que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), expertos en el manejo de datos, se dieron a la tarea de escanear, procesar y ordenar documentos, y armar plataformas de búsqueda, todo con el propósito de poder interpretar mejor aquel descomunal océano informativo.

El rastro fue difícil de establecer. Hacerlo tomó horas y horas enteras frente a la computadora, buscando nombres de empresas y testaferros, siguiendo la pista del dinero a través de destinos tan exóticos como Islas Vírgenes, Suiza, Hong Kong, Bahamas, etc.

Poco a poco los periodistas involucrados en la investigación comenzaban a reconocer nombres. Presidentes, ministros, jueces, empresarios, cineastas, deportistas. Gente con dinero, interesada en abrir una empresa en otra jurisdicción, lo cual por sí mismo no constituye un delito. Todo depende del uso que se le dé al capital en cuestión.

Negocios desde el poder.

Entre los poderosos que han establecidos vínculos con Mossack Fonseca destaca uno de los hombres más influyentes en el panorama político internacional. La investigación ha revelado cómo bancos, compañías y personas cercanas al presidente ruso Valdimir Putin escondieron 2 mil millones de dólares tras empresas pantalla.
Serguei Rolduguin es un hombre de música: es violonchelista en el teatro Mariinski. Es padrino de una de las hijas de Putin, y un buen amigo del presidente ruso. También es el testaferro en una serie de empresas fantasma gestionadas por la firma de abogados, y el centro de un montaje financiero que ha involucrado a personas cercanas al mandatario. Rolduguin figura como propietario al 100% de las empresas Sonnette Oversas Inc. (SOI) y International Media Overseas (IMO), que adquirieron importantes sectores de la economía rusa a través de compañías “offshore”. La riposta del Kremlin no hizo esperar, acusando al ICIJ de lanzar un falaz “ataque informativo”.
Otra figura de la política que ha sido alcanzado por el escándalo es el primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, quien junto a su esposa escondió millones de dólares de inversiones en tres grandes bancos durante la crisis financiera. Al ser confrontado por los periodistas, Gunnlaugsson perdió la compostura. Poco después dimitió.

Otros líderes mundiales y sus allegados, incluidos el presidente argentino Mauricio Macri -que negó luego tener o haber tenido haberes en paraísos fiscales-, el presidente de Ucrania Petro Poroshenko, el rey de Arabia Saudí, los hijos del presidente de Azerbaiyán o los del del primer ministro paquistaní también poseen o han poseído empresas pantalla.

Las acusaciones se han sido sumando, vinculando al bufete con 33 individuos y compañías que forman parte de una lista negra de Washington, en la que figuran señores de la guerra mexicanos, organizaciones terroristas y estados paria como Corea del Norte. La más notoria es una organización que le vendió combustible a la fuerza área siria, que ha sido desplegada para someter a la población de aquel país.

Entre la cartera de clientes de Mossack Fonseca también aparecen estafadores, narcos, evasores fiscales, 29 multimillonarios de la revista Forbes, el actor Jackie Chan, el director de cine Pedro Almodóvar y Lionel Messi y su padre. El astro del Barcelona se empleó en una de sus mejores gambetas, evadiendo al fisco español a través de la sociedad fantasma Mega Star Enterprises.

El exseleccionado francés Michel Platini también recurrió a los turbios estratagemas del bufete istmeño para administrar una empresa pantalla creada en el 2007. El ex presidente de la UEFA fue suspendido durante seis años por recibir un pago de dos millones de dólares del presidente Sepp Blatter, en el escándalo que estremeció a la Fifa el año pasado.

En total, más de 500 bancos, entidades subsidiarias y filiales han trabajado con esta firma legal desde 1970, entre ellas UBS, que estableció más de mil 100 sociedades fantasmas, y HSBC y sus filiales, que establecieron más de 2 mil 300.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, salió al frente de los cuestionamientos, asegurando que defenderá con fuerza la imagen internacional del país “y su récord de reformas sin precedentes por hacer más sólidos y transparentes los servicios financieros y legales del país”. Lo cual no bastó para que Francia volviera a incluir a Panamá en la lista de paraísos fiscales.

Por su parte, Fonseca Mora, quien hasta hace poco se desempeñó como ministro consejero y presidente del partido panameñista, señaló que el bufete solo se limita a crear empresas y que no está relacionado con actividades ilícitas. Otras voces dentro del país se han alzado apelando al nacionalismo, denunciando una conspiración a nivel internacional para empañar la imagen de Panamá, favoreciendo así a otros paraísos fiscales. ¿Una competencia tras bastidores en el sistema financiero mundial?

Como en argot del béisbol, esta bola pica y se extiende.

Tambien revisa...

Visión estratégica en las relaciones con China

Por: Roberto Montañez “Dejad que el Dragón duerma, porque cuando se despierte, el mundo se ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
9 + 8 =